El BAN confía en E+P y sus socios

El BAN confía en E+P y sus socios

Hoy hablaremos del Banco De Alimentos de Navarra, una fundación sin animo de lucro que forma parte de E+P como socio cooperativista y, por tanto, es consumidor de nuestra energía.

El Banco de Alimentos de Navarra (BAN) es organizada y gestionada por voluntarios, que recoge y distribuye alimentos para las personas más necesitadas de Navarra, y lucha contra el desperdicio alimentario mediante su propia actividad y con sensibilización social de todos los sectores, especialmente con los más jóvenes.

Los bancos de alimentos nacieron al comprobar cómo en el mundo “desarrollado” se desperdiciaba comida cuando otros no la tenían o vivían en la calle. El Banco de Alimentos de Navarra comenzó como asociación en 1995 y en diciembre de 1996 se constituyó como fundación,  con el fin de ayudar a las personas que más lo necesitan. De los primeros 50.000 kilos repartidos en su comienzo, se ha alcanzado más de 4.5 millones actualmente al año.

Ni más ni menos que 33.000 personas comen diariamente gracias a esta fundación, con la mínima cantidad de recursos económicos posible y con una ayuda de 121 kilos de comida por persona y año distribuidos a través de 190 entidades sociales.

La actividad del BAN la realizan 185 voluntarios que a diario recogen, clasifican, etiquetan, distribuyen y reparten todos los alimentos entre las organizaciones benéficas de Navarra que las distribuyen entre la población necesitadas, más tres personas contratadas y otras muchas que colaboran ocasionalmente en tareas de recogida en campañas, transporte, gestión de la Fundación, etc.

El BAN, al ser nuestro socio, tuvo la oportunidad a principio de año de presentar un proyecto social que podría llevarse a cabo con la cooperativa. Entre sus gastos, consideran muy importante el de la iluminación. Tienen un total de 2.800 metros cuadrados de naves donde almacenan diariamente la comida. Cualquier ahorro es bienvenido, y por eso, les gustaría sustituir la actual luminaria fluorescente por una de LED, que les supondría un importante ahorro que redundaría en el beneficio social de las personas para las que se dedican.

La fundación confía en que el proyecto se lleva a cabo gracias a E+P y la solidaridad de sus socios cooperativistas.

Para ello, el objetivo es recaudar 5.000 euros para cambiar la antigua luminaria a LED del pabellón central. De esta forma se conseguirá reducir enormemente el consumo, lo que implicara una reducción del coste de las facturas de la Fundación.

Además de ahorrar en las facturas de la luz, ¿por qué no apoyar directa o indirectamente a esta organización social?

[orbital_cluster categories=”8″ order=”DESC”]

El proceso es sencillo.

Primero, como socio cooperativista y tras haber finalizado el trimestre, recibirás el ajuste económico que te corresponde según tu consumo energético.

Posteriormente, tienes la opción de recibir tus beneficios en tu cuenta bancaria, o donar el porcentaje que desees a alguno de los proyectos sociales que la cooperativa impulsa. Para ello, debes de hacerlo a través de la pagina web. Entre los más de diez proyectos se encuentra el del cambio de luminaria a LED del Banco de Alimentos de Navarra.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.